8 feb. 2013

Fui bautizado por el Espíritu Santo.

Fui bautizado por el Espíritu Santo.

Taxco de Alarcón Guerrero a 8 de febrero 2013.

Por: José Alberto Betanzos Salgado.

En esta ocasión voy a compartirles mi testimonio de que fui bautizado por el Espíritu Santo.
La importancia de compartir con ustedes mis experiencias, mis grandes bendiciones, es principalmente para ilustrar a quienes no tienen idea de lo que esto significa y para los que si conocen al respecto confirmar sus convicciones.

Transcurría el año 2008, en aquellos días me estaba recuperando de una depresión terrible que me tenía como sonámbulo por la desintegración familiar, hacía poco más de un año que mi ahora ex esposa, me había abandonado llevándose a nuestros hijos ya adolescentes y meses después ella se fue a EEUU. Y mis hijos regresaron a mi lado, había esperado más de un año contra mis ideales para una reconciliación pero no ha regresaba, aún está por allá.

La resignación me costó demasiado trabajo, sufría como un luto, creo que más fuerte, luchaba contra los deseos de emborracharme por decepción e impotencia de no poder hacer nada para unirnos en familia, mis hijos estaban en la edad de la rebeldía, yo fumaba como tren, a veces más de tres cajetillas de cigarros al día, mi vicio del cigarro ya tenía 23 años, por todos lados tenia contrariedades, había tocado fondo, yo era católico que decía “nací católico y moriré católico”, un buen día, ahora sé que Dios tuvo misericordia de mí y me escogió para su reino, toco mi mente y mi corazón y me acerque a la iglesia cristiana a escuchar sus predicaciones, y no fueron los hermanos quienes me convencieron de convertirme al cristianismo, fue la misma biblia católica, la palabra de Dios escrita, pues dice casi lo mismo que la biblia cristiana.

Ahí aprendí que es necesario volver a nacer y tome la decisión de pedirle a Dios que me concediera ese nuevo nacimiento y desde entonces soy nueva criatura, ya no vivo yo, más cristo vive en mí.

Entonces mi vida comenzó a cambiar drásticamente, Dios me quito la depresión y los vicios, y pedí a Dios una ayuda idónea y me concedió a mi actual pareja con la que vivo feliz, yo la amo como nunca pensé llegar a amar y ella me demuestra que me ama.

Por aquellos días del año 2008, el mes, día y la hora precisa en que viví esta hermosa experiencia de ser bautizado por el Espíritu Santo no puedo recordar bien, andaba en Iguala Guerrero de paseo entre semana, caminando sin rumbo fijo, llegue cerca de un parque en el centro de la ciudad, en eso me llamo la atención que al fondo de un pasillo, vi una lona con el nombre de iglesia cristiana, por la hora más o menos como a las 4 pm. Pensé que estaría cerrado, sin embargo busque la entrada y me sorprendió que eran dos iglesias cristianas, una frente a la otra, en la primera que vi solo me asome viendo que solo había una persona orando de rodillas y en la segunda decidí entrar atraído por las hermosas alabanzas que cantaban unas 10 personas acompañadas con el “requinto” de una guitarra.

Me uní al cantico de las alabanzas, la letra y música me estremecieron como sintiendo la presencia de Dios, a la vez que sentía una inmensa felicidad sentía vergüenza por mis pecados y sentía arrepentimiento. 

En eso me di cuenta que en la iglesia de enfrente ya había mucha gente e iniciaría el culto y ya no sabía si quedarme a continuar alabando y sintiendo la presencia de Dios o ir a escuchar la palabra de Dios. Me decidí por ir a la otra iglesia a escuchar la predicación. Ya en la reunión, aprecie que la iglesia estaba llena y me alegre.


Lo que me gusta de una iglesia cristiana es que tenga lugar especial y dediquen un tiempo para orar de rodillas y ahí así era, se llegó el momento de pasar al frente y fui el primero en ir. Me arrodille con la frente al piso y volví a sentir su presencia de Dios. Sentí que tocaba mi hombro, y oí su voz que me dijo “bienaventurado eres” al momento sentí esa inmensa felicidad y esa vergüenza por mis pecados y llore, llore tan fuerte que sentí que me estaba convulsionando, a la vez sentía imposibilidad de voltear a verlo, en eso pasaron miles de pensamientos por mi cabeza, como si fuera una película de mi vida, desde que era niño y diversas etapas de mi vida, momentos felices, de dolor y tristeza y de vergüenza. 

Sorpresivamente como si despertara de un sueño, escuche que salió de mi boca una voz muy especial que no era la mía, con un tono imponente, estremecedor, en otra lengua que yo no entendía, a la vez que me preguntaba ¿qué querrá decir esto que estoy diciendo? Y la respuesta vino casi de inmediato “Esto dice el Señor” dijo la voz especial en mi boca: “En ti pongo la unción de la sanidad. A ti te daré la bendición de Abraham, tendrás tanta descendencia que como los granos de la arena por su multitud no pueden ser contados. Y serás jefe de naciones.

Estaba absorto en sus palabras como si me hubiera transportado a otro lugar y sentí como que regresaba, entonces ya pude voltear a ver a quien me tocaba el hombro, no vi a nadie, aun sentía la sensación de contacto físico y espiritual, pude ver que yo era el único que estaba de rodillas, toda la gente estaba sobre sus pies como rodeándome, como si todos oraran por mí.

Al principio sentía como una confusión, trataba de recordar las palabras y me costó muchos días para tener claro lo que había sucedido, yo no sabía que así es la experiencia del bautismo por el Espíritu Santo, hasta que días después o tal vez meses leí en la sagrada biblia y lo entendí.

Fue así que desde entonces he orado por personas que estando enfermas Dios las ha sanado, de varias enfermedades como cáncer, de esterilidad, entre otros padecimientos.

Dios me concedió un bebe hermoso 7 meses después, hoy tiene 3 años y medio y está lleno de bendiciones, llena de felicidad mi vida como mis otros dos hijos más grandes.

Hoy recuerdo esa experiencia hermosa y solo me queda agradar a Dios, para que todo se cumpla conforme a su voluntad y palabra.

Comparto con ustedes estas grandes bendiciones y mi felicidad, deseando que Dios los llene igual o de más bendiciones. 

Amén.

 Comentarios a cuartopodertaxco@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario